BPM BUENAS PRACTICAS DE MANUFACTURA

Las Buenas Prácticas de Manufactura son una herramienta básica para la obtención de productos inocuos para el consumo humano, que se centralizan en las prácticas de higiene y la forma de manipulación. Se aplican en todos los procesos de elaboración y manipulación de alimentos.

Las BPM constituyen un conjunto de prácticas básicas y continuas en el proceso productivo o proceso alimentario, con el objetivo de garantizar que los productos se fabriquen en condiciones sanitarias adecuadas y se disminuyan los riesgos inherentes a la producción y distribución.

Son indispensable para la aplicación del Sistema HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control),

Se controlan continuamente a través de inspecciones in-situ del sitio o del establecimiento.

Orientado: A cualquier tipo y tamaño de empresa que deseen aplicar BPM en su organización y demostar su gestión a otras partes interesadas (Directorio, socios, cliente, entidades gubernamentales fiscalizadoras; proveedores u otros)., y que operan dentro de la cadena de suministro de alimentos, independientemente del tipo, tamaño y producto que generen.  
Desea aplicar BPM y conocer cuál(es) son necesarias de implementar en mi organización de acuerdo al producto o servicio que ofrezca, llámenos o escribanos.

BPM